18 diciembre 2020
18 dic 2020

“Sus entrañas y su mundo se abrieron sin reservas a la Vida”


email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

Consciente de su pequeñez, buscó entender y, para lograrlo, no encontró mejor camino que el del diálogo humilde y sincero. Solo entonces decidió. Aceptó la llamada a hacer espacio en sí misma al Hijo anunciado. En ese preciso instante, María se hizo oblación: sus entrañas y su mundo se abrieron sin reservas a la Vida.

(De la carta de Navidad 2020)

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter