14 diciembre 2020
14 dic 2020

Adviento misionero

En esta época de pandemia, los dehonianos de Italia se proponen vivir el Adviento apoyando las misiones dehonianas en el mundo, especialmente en África.

de  Marino Bano, scj

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

Como viene sucediendo desde hace varios años, también este año para el Adviento el SAM (Secretariado de Animación Misionera de Italia del norte) propone a las comunidades, parroquias, grupos misioneros, incluso a personas individuales, pequeños proyectos de ayuda y apoyo a nuestras misiones, que pueden servir para la animación misionera y la sensibilización en las realidades en las que vivimos.

Este año hemos pensado durante mucho tiempo si valía la pena, en este momento de emergencia que nos golpea un poco a todos, proponer formas de ayuda y solidaridad lejos de las realidades en las que vivimos.

Basta con abrir los ojos y los pobres los encontramos a nuestro lado, en nuestras calles y en nuestras ciudades, necesitados de acogida y ayuda, y no hay necesidad de ir “lejos” para encontrarlos y escuchar su grito.

No ha sido fácil ni previsible elegir continuar nuestro servicio de “animación misionera” de la manera habitual, pero este es el mandato que nos ha sido confiado como SAM por nuestra Provincia.

La actividad de la SAM se centra precisamente en mantener viva la sensibilidad misionera y ofrecerla como un servicio a nuestros hermanos, sin perder de vista la realidad que nos rodea, pero también consciente de que el mundo no se acaba con nuestros horizontes, sino que siempre va más allá.

El Adviento y la Cuaresma como tiempos de mayor atención caritativa, la Pascua para la venta de huevos de chocolate para recaudar fondos para proyectos, los cursos de formación durante todo el año, todo ello culmina en el período de verano donde la mayor parte de las propuestas misioneras de la SAM se desarrollan y se concretizan.

Se presta la mayor atención a los jóvenes con iniciativas y experiencias en nuestras misiones, preparadas con esmero, para una educación en la acogida, en la integración mundial que puede convertirse en un estilo de vida en la cotidianidad de cada uno.

Las actividades de verano se preparan y se viven junto con las demás Entidades dehonianas europeas y se desarrollan e implementan con el proyecto “Mi Misión”. ¡Construyamos juntos puentes que permitan el intercambio de riquezas en el compartir!

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter