14 January 2021
14 Jan 2021

Los nuevos proyectos misioneros de la Congregación

Entrevista con el P. Stephen Huffstetter SCJ, vicario general de la Congregación, sobre el estado actual de las nuevas misiones dehonianas.

de  Boris Igor Signe, scj

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

Querido Padre Stephen, el programa misionero de la administración general parece ser muy ambicioso. ¿Podría decirnos brevemente de qué se trata?

El P. Dehon tenía un gran amor y compromiso con las misiones, y queremos ser fieles a nuestro carisma fundacional. A menudo recibimos peticiones de los obispos para trabajar en una diócesis o país donde no estamos presentes. El Consejo General ha discutido las posibilidades de nuevas presencias en esos países en los que no estamos países y quiere avanzar con pequeños pasos, pero firmes.

El consejo anterior tenía un plan audaz que incluía muchas nuevas posibilidades de presencias misioneras. Después de discutir el plan que heredamos, este consejo pidió a cada región geográfica que se centrara en una nueva misión. En el caso de Asia, la selección ha sido para reforzar la Comunidad Internacional en Asia (ICA), que todavía está en sus etapas iniciales. En el caso de África se identificó a Kenya como nuevo campo de misión, cuyo proyecto probablemente deberá de posponerse un año a lo previsto. Colombia recibió sus primeros Dehonianos en octubre del 2020, y los Países Bajos se están preparando para que tres miembros empiecen a estudiar la lengua y la cultura holandesas en los próximos meses.

Entre todos los proyectos misioneros, ¿cuáles se han realizado?

Colombia se está afianzando. Tenemos cuatro miembros allí, en un área de clase baja de Bogotá. Nuestro objetivo es centrarnos más en la reparación y reconciliación dentro de las familias que en el trabajo sacramental parroquial.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan generalmente cuando abren una nueva misión en un país extranjero?

Encontrar la gente, el lugar, el proyecto y los recursos adecuados para cubrir los gastos. Además de eso, el resto es fácil.

El primer desafío es tratar de entender el idioma y la cultura. La gran pregunta que tenemos que hacernos es, ¿en qué puede contribuir nuestro carisma al pueblo de Dios en esa tierra? ¿cómo podemos realizar un proyecto apostólico que refleje los valores y el carisma de nuestra Congregación? Después viene la cuestión práctica del sostenimeinto financiero. En el pasado, las provincias mismas asumieron la responsabilidad de reclutar personal, y también sostuvieron económicamente la nueva misión. Ese modelo ya no es sostenible. Es importante que los misioneros vivan, en la medida de lo posible, de los frutos de su propio trabajo.

¿Son estas dificultades las que han frenado la apertura de la presencia dehoniana en otros países, como estaba previsto en su programa?

Muchos obispos piden que los sacerdotes ayuden en lugares remotos, lo que normalmente significa que tendrían que vivir solos. Aunque el ministerio en las periferias es importante para nosotros, no queremos que nuestros religiosos vivan solos. Queremos lugares de ministerio donde se promueva y sea posible la vida comunitaria. Buscamos lugares donde sea posible desarrollar los talentos de los hermanos religiosos que se ponen al servicio de los otros. También hay que tener en cuenta que es necesario un cualificado tiempo de prácticas  para los que se están formando para la nueva misión.

La obtención de visados y permisos también su lleva tiempo. En algunos países nos resulta difícil conseguir permisos para que los extranjeros trabajen.

¿Puede decirnos algo más sobre las nuevas presencias misioneras que tendremos en el 2021?

Esperamos comenzar la nueva comunidad en los Países Bajos en los próximos meses. No se trata de una nueva presencia, ya que históricamente hemos tenido una fuerte presencia en esa parte del mundo. De hecho, nuestras provincias holandesa y flamenca han sido de las más generosas en el servicio a las misiones. Ahora ven su misión como algo que está cerca de completarse, y el Consejo General quiere pasar la antorcha a una nueva generación de Dehonianos formando una comunidad internacional, cuya finalidad es la de para continuar la presencia de nuestro carisma y espiritualidad en esa parte del mundo.

Debido a la pandemia de Covid, y a otros retrasos, el proyecto de Kenya probablemente se retrasará un año.

¿Es fácil encontrar religiosos para las nuevas misiones, o tal vez usted se apoya principalmente en las llamadas entidades del Sur, con todavía muchas vocaciones?

Ciertamente no es fácil encontrar personal disponible. Los miembros más jóvenes están llenos de entusiasmo e ideales. Las entidades más pequeñas y más antiguas tienen personas con sabiduría, experiencia y deseo de servir, y han sido algunas de las más dedicadas a servir a las misiones. Las entidades con pocos miembros hacen un gran sacrificio liberando a un miembro para las misiones. Pero eso es una verdadera señal de que nuestro espíritu misionero está vivo y bien.

También es importante que la Iglesia del Sur del mundo desarrolle un fuerte sentido de lamisión y de servicio dentro de su propia cultura y realidad, llegando a las periferias con proyectos bien definidos.

La vida en comunidad es bastante gratificante, pero no es fácil y requiere esfuerzo por parte de todos. Cuando personas de diferentes orígenes culturales se unen para formar una comunidad internacional, es aún más difícil. Pero en nuestro espíritu de Sint Unum, como nos recuerdan nuestras constituciones, “quisiéramos ser un signo de que la fraternidad de la que la gente tiene sed es posible en Jesucristo, ynosotros quisiéramos ser sus servidores”. (Cst.65)

Una última pregunta. ¿Con qué espíritu deberíamos embarcarnos en una nueva misión?

Me inspiro en el capítulo final del Evangelio de Mateo. Después de encargar a los discípulos para ir y hacer discípulos de todas las naciones, Jesús también promete estar con ellos, hasta el fin de los tiempos. Creo que cuando confiemos y asumamos valientemente su misión, seremos bendecidos de incontables e inesperadas formas.

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter