26 mayo 2021
26 may 2021

Obras sociales, proyectos y compromiso social en la provincia alemana

¿Cómo se hace concreto el compromiso social en la Congregación? La vuelta inicial por las entidades comienza en Alemania. Compromiso social en las distintas comunidades religiosas.

de  Olav Hamelijnck scj

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

Actualmente no existe un trabajo social específico en la provincia alemana.
En todas las casas hay actividades sociales, unas con proyectos comunitarios y otras con proyectos personales. Stefan Tertünte en Roma trabaja con los sin techo, y se le han adherido varios cohermanos de la comunidad.

Todas las comunidades sostienen económicamente proyectos u organizaciones sociales.
Sucesivamente, los cohermanos ayudan a personas en situaciones precarias dentro del campo de la pastoral, acompañándoles o incluso facilitándoles apoyo económico y organizativo. Crece la iniciativa y el compromiso personal en favor de los refugiados y de los migrantes.

  • La comunidad de Berlín está experimentando un aumento del número de personas que buscan ayuda por problemas psicológicos. Para ayudarles mejor, cuentan con la ayuda de un terapeuta que vive en el edificio de al lado. En la comunidad de lengua portuguesa hay un servicio social semanal que cuenta con una señora voluntaria. Los padres de la comunidad son responsables del cuidado personal y pastoral de estas personas. Además, los cohermanos suelen acompañar de vez en cuando a estas personas a los organismos públicos, al médico o al hospital. Apoyados por nuestros cohermanos, esas comunidades donde trabajan acompañan, por ejemplo, a una familia de Afganistán y a muchas personas de Vietnam. Muchas veces es posible ayudarles evitando la burocracia y los gastos.
  • En la comunidad de Handrup, donde tenemos el colegio, los estudiantes de 11º grado hacen unas prácticas de dos semanas en una institución social, con reflexión personal incluida junto a uno de los educadores del centro, elegido por los mismos estudiantes. Además, uno de los cohermanos celebra la misa con los que están en proceso de rehabilitación en una «Facenda da Esperanza» y también está disponible para conversaciones personales. A través de la vida espiritual, la vida comunitaria y el trabajo manual, los que se están rehabilitando encuentran un nuevo camino para salir de la droga. Otro proyecto, organizado por los dehonianos, es «My Mission», en el que los estudiantes del colegio hacen una experiencia de misión en el extranjero.
  • La casa de Oberhausen, en la que de momento sólo hay un religioso, ha sido fundada deliberadamente en una ciudad donde hay muchos barrios socialmente necesitados. Como comunidad estamos comprometidos en varios proyectos sociales. Algunos ejemplos: el contacto con un bazar de ropa cercano a la comunidad; la pertenencia al consejo supervisor de una institución eclesiástica de asistencia a los jóvenes; el trabajo como profesor en una escuela profesional y en paralelo el trabajo con los jóvenes sin formación profesional que están sacando su diploma de bachiller; el apoyo económico a organizaciones y fundaciones sociales, especialmente dedicadas a los niños. Al contratar a los dependientes de la casa, se han elegido a posta personas particularmente necesitadas del salario.
  • La comunidad de María Martental sostiene el trabajo de la institución social «San Martín» para personas discapacitadas, a las que les alquilan algunas estructuras del edificio. También la comunidad ofrece refugio a una persona sin hogar. La comunidad se esfuerza para ayudar a los dehonianos en Transnistria, sosteniendo económicamente los centros médicos e instituciones sociales, coordinados por los padres locales.
  • La comunidad de Neustadt apoya económicamente a una asociación comunal que trabaja para los sin techo y personas socialmente necesitadas. La comunidad ofrece trabajo para las personas que deben cumplir un servicio de asistencia social, que puede ser considerado un beneficio recíproco.
  • También se encuentran en esta comunidad de Neustadt la procura de misiones y la oficina central de recogida de fondos de la provincia alemana. En colaboración con las respectivas comunidades de la provincia, buscan donativos para sostener y asistir a los proyectos sociales de los dehonianos en diversas partes del mundo.
  • Durante muchos años, la comunidad de Friburgo ha dado cobijo a uno o dos sin techo. Desde hace más de 30 años hay un centro para los sin techo en la ciudad de Friburgo, en el que reciben una asistencia completa: distribución de comida, asistencia médica y psicológica, etc. Uno de los cofundadores ha sido uno de nuestros sacerdotes, que sigue comprometido en el proyecto hasta el día de hoy. Además, algunos religiosos tienen alguna experiencia con los sin techo. Cada año invitan a los sin techo a una parrillada en el jardín de la comunidad.

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter