06 junio 2021
06 jun 2021

#scjnews l 8

Entrevista al P. João Nélio Pereira Superior Provincial de los Dehonianos en Portugal.

de  Zeferino Policarpo

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

El próximo 1 de julio comenzará su primer mandato como superior provincial de los Dehonianos en Portugal. Usted ya tiene experiencia de gobierno, ya que fue nombrado dos veces consejero provincial. ¿Cómo vive este nuevo servicio a la provincia?

Ser consejero es una realidad; ser superior provincial es otra. Con cierto temor y temblor me preparo para asumir este servicio que se me pide. Dios estará conmigo y me ayudará. Estoy en manos de Dios y espero que me guíe en este camino, en esta nueva misión.

En una entrevista que concedió a la Agencia Ecclesia, dijo que “no tenemos edificios parados, sino que encontramos en cada tiempo y situación formas de readaptar estos espacios para cosas que son necesarias”. ¿Qué cosas hay que hacer en los próximos tres años?

El mundo está cambiando. La pandemia está cambiando un poco nuestra sociedad. Los tiempos que vienen son tiempos para resituarnos en medio de este mundo. Una manera podría ser poner las estructuras al servicio de la sociedad que cada vez está más envejecida. También podemos utilizarlas para apoyar espiritualmente a los grupos cristianos, como ya ocurre en nuestros Centros de Espiritualidad. Es un reto para redimensionar la situación actual de la provincia. La misión de otros tiempos puede no ser exactamente la de ahora. Siempre habrá que discernir con respecto a cada estructura.

Los SCJ celebran el 75º aniversario de su presencia en Portugal y el 55º aniversario de la creación de la provincia. Estas fechas festivas plantean dos cuestiones: La primera: ¿Cómo celebra la Provincia este Jubileo?

Se está preparando una “historia de la provincia” de estos 75 años. También habrá momentos de encuentro y celebración. Más que celebrar el pasado, es importante celebrar el presente. Al final de estos 75 años necesitamos un nuevo reto que nos “enganche” a todos como Provincia. Es una oportunidad para definir una misión que nos involucre y nos entusiasme.

La segunda: Siendo una Provincia todavía joven, hay, sin embargo, nuestros religiosos -los italianos que ayudaron a construir la Provincia y los primeros portugueses- que están envejeciendo… ¿Piensa usted en un modelo o en una estrategia para afrontar esta realidad del envejecimiento de los nuestros religiosos?

El envejecimiento es una realidad de la sociedad que también nos afecta. Tenemos una deuda de gratitud con las personas mayores y la forma en que las tratamos es una forma de agradecerles su dedicación a la provincia. Es muy importante que en cada comunidad sus religiosos mayores sean atendidos por los más jóvenes. Creo que nuestros religiosos mayores pueden humanizar mucho nuestras comunidades. Tenemos que garantizar espacios donde los ancianos se sientan cómodos y donde la comunidad esté presente para que nuestros religiosos ancianos no estén aislados.

Has sido nombrado en un momento muy importante para la Iglesia en Portugal y para el mundo de la juventud (y más allá): en 2023 se celebrará la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa. ¿Cuál será el papel de los SCJ en ese día y tiene previsto organizar propuestas específicas para los SCJ en el mundo?

Al estar tan involucrados en la Iglesia de Portugal con las parroquias que tenemos y con los obispos SCJ que están en algunas diócesis de nuestro país, nuestra gran contribución es atraer a los jóvenes para que participen en la Jornada y este es un trabajo que ya se está haciendo. Como Congregación, junto con otros Institutos, estaremos conectados con el Sacramento de la Reconciliación. Tenemos algunos sacerdotes que participan en la preparación de los espacios y en la organización de este sacramento. Como es habitual, también tenemos previsto celebrar el Encuentro Europeo de Jóvenes Dehonianos en Portugal, donde podremos sentirnos todos unidos en torno a nuestra espiritualidad y nuestro carisma.

La pandemia ha condicionado y sigue condicionando los programas y las relaciones. ¿Qué significa ser superior provincial en el contexto de pandemia mundial?

La misión de un superior provincial es acompañar a las comunidades, a los religiosos y animarlos. Y en esta post-pandemia que ya empezamos a vislumbrar con un mundo que va a cambiar mucho, mi papel es estar atento en este discernimiento para que la Provincia no se quede atrás sino que acompañe el cambio del mundo.

La familia Dehoniana tiene una importante presencia en Portugal. ¿Será ésta una de las prioridades de la nueva Administración Provincial?

Más que cuidar de la Familia Dehoniana, será relanzar la Familia Dehoniana. Partiendo de una Familia que vive una espiritualidad podemos llegar mucho más lejos.

Y para terminar, ¿podría dejar un mensaje para nuestros religiosos dehonianos?

No hay provincial sin provincia. No hay ningún provincial solo ni aislado. Sólo podemos hacer algo si estamos juntos en una misión con una meta, enraizada en el amor al Corazón de Jesús que el P. Dehon ha vivido. Juntos podemos ser un empuje para la Iglesia en Portugal. Me gustaría mucho contar con la ayuda de todos.

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter