19 julio 2021
19 jul 2021

Una nueva normalidad

Los SCJ de Portugal, tras las diversas oleadas de la pandemia, han recuperado la vida y el dinamismo pastoral casi como si despertaran de un largo sueño. Pero es una recuperación que no es ni puede ser la misma que antes de la pandemia. Estamos viviendo una nueva normalidad y un nuevo tiempo en el que estamos llamados de nuevo a ser profetas del amor y servidores de la reconciliación.

de  Zeferino Policarpo, scj

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

La pandemia cambió las rutinas, los ritmos, los programas, los proyectos y las iniciativas a las que estábamos acostumbrados. Después de haber luchado contra varias oleadas de Covid-19, parece que ahora podremos retomar la vida en una nueva normalidad. Sí, porque muchas cosas no pueden volver a ser como antes de la pandemia. E incluso lo que estábamos acostumbrados a hacer, ahora tenemos que hacerlo de una manera diferente. ¡La vida ha cambiado y mucho!

Presentamos algunas iniciativas y eventos que los SCJ de Portugal han podido retomar en esta parte final del año y celebrarlas en este nuevo contexto en el que estamos llamados a vivir nuestra misión profética.

Efemérides 

La provincia portuguesa SCJ celebra 75 años de presencia en Portugal. Con el paso de los años, surgen diversas efemérides que merecen ser mencionadas.

  1. Antonio de Sousa Braga, elegido Consejero General (en 1991), era Vicario General de la Congregación cuando, en abril de 1996, el Papa Juan Pablo II llamó a nuestro cohermano al episcopado, nombrándolo obispo de la diócesis de Angra do Heroísmo, en las Azores. Fue ordenado obispo el 30 de junio de 1996. Fue obispo de Angra hasta el 15 de marzo de 2016, cuando el Papa Francisco aceptó su renuncia por límite de edad. Desde entonces, D. Antonio reside en nuestra comunidad del escolasticado en Lisboa. El 25º aniversario de su ordenación episcopal se celebró en su antigua diócesis con la presencia del actual obispo, sucesor de D. Antonio, y también en su ciudad natal en la isla de Santa María, Azores. Del mensaje que el Papa Francisco envió a Monseñor Antonio, destacamos este pensamiento: “Al Venerable Hermano Antonio de Sousa Braga, SCJ, Obispo Emérito de Angra que celebra su Jubileo Episcopal, sus bodas de plata de ordenación, agradecemos el diligente empeño ejercido con amor y solicitud apostólica por el rebaño guiado por las buenas obras, para formar en la concordia, la unidad y la promoción de la persona humana al Pueblo de Dios, alimentado por la prudencia del corazón, dando constantemente testimonio de amor al Corazón de Jesús”.
  2. El pasado 4 de julio, el Seminario Misionero Padre Dehon, situado en las afueras de la ciudad de Oporto, celebró su 50º aniversario. Fue una ocasión para revivir los recuerdos y dar gracias por todo el bien que esta casa ha hecho a la Iglesia y a la sociedad. Más de 1.400 seminaristas han pasado por este seminario. De ellos, unos 40 se convirtieron en religiosos SCJ. La efemérides sirvió también para celebrar los 50 años de ordenación sacerdotal del P. Basilio y del P. Andrade que fueron ordenados sacerdotes el día de la inauguración del seminario. El futuro de este seminario tendrá sin duda una configuración diferente. Gran parte del edificio se ha alquilado y el amplio terreno se ha vendido. Además de la pastoral vocacional y del acompañamiento de un pequeño grupo de jóvenes seminaristas, la comunidad asumió una nueva dinámica pastoral en la que la formación cristiana y espiritual de los laicos se convirtió en la prioridad apostólica.
  3. Destacamos también los 60 años de Ordenación Presbiteral del P. Manuel Martins, que formó parte del primer grupo de seminaristas del Colegio Misionero del Sagrado Corazón, la primera casa dehoniana en Portugal. La fiesta se celebró el 18 de junio, con la presencia de los cohermanos de las comunidades de Madeira y de los familiares y amigos del P. G.

Nuevas fuerzas

Mientras que, por un lado, hay cohermanos que envejecen y celebran sus jubileos, por otro lado nos alegramos con los jóvenes que completan las primeras etapas de su camino de formación. 

El pasado 27 de junio, Tiago Pereira fue ordenado sacerdote por Mons. José Ornelas en la iglesia parroquial de San Andrés (diócesis de Setúbal), encomendada a los dehonianos. El próximo 11 de julio celebrará su primera misa en su parroquia, San Cosme, en las afueras de Oporto. Amaro Vieira, natural de esa parroquia y misionero en Angola, cumplirá 25 años de sacerdocio.

António Jesus, que hace un año terminó su formación en la vida religiosa en la provincia de Italia del Sur, completó este año sus estudios de teología en Lisboa. En septiembre hará su profesión perpetua. Durante este mes hará su preparación inmediata. Actualmente participa en un curso internacional que se celebra en el centro de espiritualidad de los claretianos en Madrid.

Nuevo Gobierno Provincial

João Nélio tomó posesión del cargo de Superior Provincial junto con los cuatro Consejeros que, durante los próximos tres años, deberán revitalizar la vida de la Provincia en su intento de recuperarse de la pandemia.  La celebración de la eucaristía y la toma de posesión se realizó en la capilla del Seminario Nuestra Señora de Fátima, en Alfragide, y contó con la presencia de lgunos cohermanos de las diversas comunidades dehonianas y también del Consejero General P.Charles Aimé Koudjou, que está en Portugal para aprender portugués y poder acompañar a las entidades africanas que hablan la lengua de Camões. De la homilía del nuevo Superior Provincial, destacamos el siguiente pasaje: “En el Evangelio de este día, nos encontramos con las palabras fuertes de Jesús que nos invita a no dejarnos seducir por el brillo del poder, la grandeza, la influencia, sino a sumergirnos con Él en el misterio de la sencillez y el servicio, donde lo pequeño se hace grande, donde el primero es el último. Jesús nos enseña que el más grande es el que sirve. Ante la comunidad provincial también nos presentamos dispuestos a servir. […] Que el Señor derrame abundantes gracias de su Corazón sobre cada uno de nosotros para que, dentro de la misión que se nos ha encomendado y discerniendo la voluntad y los signos de Dios en nuestra vida y en la de nuestras comunidades, podamos transmitir la alegría y la sabiduría de los que creen y no se cansan de ser discípulos de Jesús”.

Recuperar el tiempo perdido

En esta parte final del año pastoral, con la apertura que permite la pandemia, se han podido poner en marcha varias actividades que estaban suspendidas, algunas de ellas hace más de un año. En las 29 parroquias encomendadas a los SCJ se han podido celebrar las distintas etapas de crecimiento en la fe de niños, adolescentes y jóvenes, especialmente la celebración de la Primera Comunión, la Profesión de Fe y la Confirmación. En el Centro SCJ de Oporto, también se han podido reanudar diversas actividades de la pastoral universitaria: la misa dominical, la oración de Taizé y los encuentros temáticos. Poco a poco se va recuperando el tiempo perdido con la esperanza de un futuro mejor.

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter

Estoy de acuerdo con el tratamiento de mis datos personales