22 enero 2021
22 ene 2021

Constructores de fraternidad

Noticias de la Provincia de Mozambique.

de  Giuseppe Meloni, scj

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

Al comienzo de este 2021 nos hemos reunido todos los religiosos SCJ de la Provincia de Mozambique en la comunidad del Noviciado de Gurué, Zambezia, para los ejercicios espirituales y la asamblea plenaria del 4 al 14 de enero.

Han sido días intensos, ricos en gracias especiales, basados en la fraternidad y en el compartir la vida y las actividades apostólicas de nuestras comunidades y misiones. El predicador del retiro, el Padre Eugénio Tarua, recién llegado de los estudios bíblicos en Roma, nos hizo penetrar en el tema de la fraternidad a través de algunas puertas bíblicas: qué bonito y alegre es que también los hermanos vivan juntos. Es como el rocío que desde el Hermón desciende sobre Sión, una bendición de Dios. Cada hermano, con sus heridas y sus límites, es siempre una bendición de Dios, por su condición de hermano, aunque se le llame Abel-Havel, un aliento inconsistente.

Durante los ejercicios espirituales, con la profesión de fe y el juramento de fidelidad, el padre Alessandro Capoferri comenzó su segundo mandato al servicio de la Provincia con la ayuda del nuevo Consejo Provincial compuesto por los padres Carlitos, Estefano, Giuseppe y Claudino.

El sábado 9 de enero concluimos el retiro con la celebración eucarística presidida por el arzobispo de Beira, nuestro hermano, Mons. Claudio Dalla Zuanna. Durante la celebración, el Hermano Egas hizo su profesión perpetua y nos hizo saborear una vez más la grandeza de nuestra vocación y elección del carisma dehoniano.

Al día siguiente, en la Catedral de Gurué, con la alegría de la presencia del Pueblo de Dios, se celebró la misa de ordenación diaconal de nuestro hermano Egas con la imposición de manos y la oración de consagración de Monseñor Claudio. En su homilía, el arzobispo aclaró al pueblo de Dios el significado del diaconado, su origen en la vida temprana de la Iglesia, su misión.

Después de la Eucaristía no faltó un momento de ágape fraternal (aquí más conocido como el “vaso de agua”) en el Centro Polivalente. Desafortunadamente, el ambiente de celebración, alegría y gratitud se entristeció con la noticia de la muerte imprevista de nuestro cohermano el P. Mesías en el hospital de Quelimane, víctima de una neumonía. El P. Messias se estaba insertando en el clero diocesano de Quelimane y la noticia de su muerte nos dejó muy tristes, no sólo por su todavía joven edad, sino también porque, a pesar de los procesos de discernimiento personal, los años de su vida en la congregación forman parte de nuestra historia.

Al día siguiente comenzamos la Asamblea, donde siempre damos mucho espacio al intercambio de información, a los informes de las comunidades, al trabajo de las comisiones, a la planificación de la vida y la composición de las comunidades repartidas por todo el país. Suspendimos nuestro trabajo el martes 12 de enero para asistir a los funerales del Padre Messias.

Durante los dos días siguientes reanudamos y concluimos la labor de la Asamblea con la organización del calendario de celebración del 75º aniversario de la presencia dehoniana en la tierra de la misión mozambiqueña, con marcados momentos de celebraciones festivas a lo largo de 2021-2022.

A las SS. Trinidad nuestra canción de alabanza por estos días intensos y de abundantes bendiciones. Confiamos a la intercesión de la Virgen del Ecce Ancilla y a los patronos de nuestra Congregación este nuevo año de misión en la tierra de Mozambique.

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter