03 diciembre 2020
03 dic 2020

Reunión virtual

Aproximadamente 40 personas participaron en el encuentro virtual. Los SCJs hablaron sobre el impacto de la pandemia en ellos mismos, sus comunidades y ministerios.

de  Mary Gorsky

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

¡Adáptate, adáptate, adáptate! Ese es el mantra del 2020 mientras la gente de todo el mundo hace ajustes debido a la pandemia. Las liturgias y ceremonias son transmitidas en vivo, las clases son en línea, e incluso las reuniones familiares se han trasladado al Zoom. El 17 de noviembre la provincia de los Estados Unidos celebró su primera asamblea virtual con SCJs en ministerio activo. Se unió a ellos el P. Stephen Huffstetter, vicario general.

“Esto es un regalo para mí”, dijo al grupo. “Es tan bueno ver sus caras, escuchar sus voces.” Originario de los Estados Unidos, el P. Steve esperaba volver para la visita general prevista para el verano. Pero, como muchas cosas, fue pospuesta debido al COVID-19.

Aproximadamente 40 personas participaron en la asamblea virtual. Los SCJs hablaron sobre el impacto de la pandemia en ellos mismos, sus comunidades y ministerios. Aunque ningún SCJ de la provincia de los Estados Unidos. ha dado positivo por COVID-19, algunos han tenido que ponerse en cuarentena después de la exposición directa. Muchos se ocupan de cuestiones de personal en los ministerios, haciendo ajustes cuando un empleado, o un estudiante da positivo.

“Es un desafío, todo lo que hacemos está coloreado por COVID”, dijo el Hno. Duane Lemke.

El P. Vien Nguyen, vicerrector del Seminario y Escuela de Teología del Sagrado Corazón, habló de los inusuales salones del seminario. Las clases se trasladaron por Internet y la mayoría del personal trabaja desde casa. Sin embargo, todavía hay seminaristas en el campus, ocupados en sus habitaciones, continuando sus estudios frente a una pantalla de ordenador. La oración es una de las pocas veces que se reúnen. Está agradecido a la Comunidad del Monasterio del Sagrado Corazón por su hospitalidad con los seminaristas residentes que no forman parte del programa de formación de SCJ.

Muchos SCJ hablaron de la fatiga del COVID. Frater Long Nguyen dijo que él atribuye su vida espiritual, basada en el carisma dehoniano, como una herramienta inestimable.

Los pastores hablaron de las despensas que han tenido mayores demandas durante la pandemia. Otros pidieron oraciones para los miembros de la familia que están luchando contra COVID-19.

El P. Quang Nguyen, director de vocaciones, habló del desafío de hacer un ministerio que a menudo se centra en las visitas personales. El discernimiento vocacional se hace ahora a través de visitas de Zoom y llamadas telefónicas. Incluso el proceso de admisión se ha vuelto virtual. Este fin de semana, por primera vez, un candidato a la candidatura hará todas sus entrevistas a través de Zoom.

En el norte de Mississippi, las parroquias no sólo están emitiendo liturgias en vivo en español e inglés, sino que también están iniciando un canal en YouTube para compartir charlas de Adviento y otros materiales. “Los medios de comunicación social han sido una herramienta muy útil en el ministerio”, dijo el P. David Szatkowski.

El P. Praveen Kumar Richard habló sobre las muchas adaptaciones hechas para mantener a los niños y al personal seguro en la Escuela India de San José. Todos han sido dotados con Chomebooks para facilitar el aprendizaje en casa según sea necesario. Sólo un grupo a la vez está presente para la misa en la capilla mientras el resto mira en línea. La comunión es luego distribuida en los hogares. En diciembre, los estudiantes se irán a casa para un largo descanso y luego se pondrán en cuarentena a su regreso.

Antes de concluir su asamblea, los SCJs expandieron su discusión más allá de las fronteras de la provincia de los Estados Unidos, señalando cómo la pandemia ha impactado a los SCJs en todo el mundo. Algunas provincias han visto a miembros hospitalizados por COVID-19; algunos han muerto. Muchos SCJ tienen familiares que han estado enfermos, otros han perdido el trabajo debido a la pandemia.

“Tenemos que seguir apoyándonos mutuamente, mantenernos en la oración”, dijo el P. Ed.

Era una asamblea que no tenía una agenda significativa, ni un comité de planificación. Duró menos de dos horas. “Pero era tan importante para nosotros vernos, conectarnos unos con otros, ha pasado tanto tiempo”, dijo un SCJ.

“Estar presente” terminó siendo el tema de la asamblea del 17 de noviembre; estar presentes cuando no podemos estar juntos.

 

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter