23 septiembre 2020
23 sep 2020

Un Ministerio de Servicio

"No es la experiencia del año pastoral que imaginé, pero después de tres meses de estar aquí en Mississippi, no lo tendría de otra manera". Una experiencia social en los Estados Unidos, en la época de la pandemia.

de  Henry Nguyen

email email whatsapp whatsapp facebook twitter Versión para imprimir

Desde 1942, Misiones del Sur del Sagrado Corazón (SHSM) ha sido un apostolado de la Provincia de los Sacerdotes del Sagrado Corazón (SCJ) de EE.UU. en Mississippi. Sirven en cuatro condados (DeSoto, Marshall, Tate y Tunica) y tienen seis oficinas de servicios sociales para ayudar a los clientes y sus familias con asistencia de emergencia (alimentos, ropa y servicios públicos), desarrollo de habilidades, defensa y mucho más para las personas que viven en la pobreza. En Hernando (una ciudad del condado de DeSoto), trabajan estrechamente con una organización llamada Consejo Interreligioso sobre la Pobreza (Interfaith) que apoya el área con alimentos y proyectos especiales para niños y ancianos.

Las oficinas de servicios sociales participan en los ministerios de alimentación donde los clientes pueden venir a recoger comida para sus familias. Este ministerio ayuda a complementar a las familias con comida para sus mesas. Además de las despensas de alimentos en nuestras oficinas, SHSM ha respondido a la necesidad de la comunidad al albergar despensas móviles de alimentos en toda la zona. Cada una de estas despensas ha ayudado a cientos de familias durante este tiempo de COVID-19, aislamiento y cuarentena. Sacred Heart Southern Missions trabaja en estrecha colaboración con Mid-South Food Bank para que esto suceda.

Este verano, entre SHSM e Interfaith, pudieron ayudar a más de 200 familias, con más de 500 niños con mochilas y material escolar. Con mucho desconocimiento y ansiedad, pretenden ayudar a los niños a estar preparados con suministros para este nuevo semestre de aprendizaje en persona, híbrido o en línea. Otros proyectos que seguirán incluyen las canastas de Acción de Gracias y el Árbol de los Ángeles este próximo invierno.

Tanto SHSM como Interfaith creen en dar una mano y no una limosna.

Un testigo del amor

Aunque la Asamblea de la Provincia de EE.UU. de 2020 “Llamada a la Misión”: Disponibilidad y adaptabilidad” fue cancelada a principios de este año, sentí que podía experimentar este llamado a la misión en la disponibilidad y adaptabilidad a lo largo de mi año pastoral. A principios de este año, a medida que la pandemia se iba extendiendo y comenzaban las incertidumbres, tuve que buscar alternativas a mis planes chilenos, tuve que ser flexible y estar disponible. Tenía previsto ir a Chile para aprender español, vivir y trabajar con mis hermanos de la comunidad de la provincia chilena y atender al pueblo de Chile durante mi año de pastoral.

Mississippi me vino a la mente cuando recordé mi primera visita en 2016. Resulta que me he estado preparando para este papel como ministro de servicios sociales para el SHSM mucho antes de que supiera lo que implicaba el papel. Como ministro de servicios sociales, necesitaba salir de mi zona de confort cuando me reúno con los clientes y sus familias para evaluar su situación y ver qué nos podemos ofrecer para ayudar a sus familias. Esto también me recordó mi experiencia como Capellán Interno el verano pasado en el Hospital CHRISTUS Santa Rosa en San Antonio, TX, mientras hacía evaluaciones espirituales al ver a los pacientes y sus familias. Allí trabajé en el don de la presencia y la disponibilidad con cada persona que vi.

Durante el último año académico antes de que se produjera la pandemia, trabajé en una despensa de alimentos y un comedor de beneficencia en Milwaukee, donde pude acompañar a la gente en sus momentos difíciles. Aprendí a ver a la gente como lo que son y como vinieron. “Con el corazón y la mente abiertos” fue la misión que me propuse mientras llevaba la espiritualidad dehoniana en todo lo que servía. Todas las experiencias anteriores ayudaron a formar el ministro que soy hoy.

Recientemente, se me dio la oportunidad de hacer presentaciones a través de reuniones en línea al personal sobre el carisma, la historia y la espiritualidad de los SCJ. Hay muchas correlaciones y similitudes entre los SCJ´s y lo que se trata de las Misiones del Sur del Sagrado Corazón, esto ayudó al personal de SHSM a conectarse con la espiritualidad de la misión de los SCJ´s y de estar disponible para todos aquellos a los que servimos. Así como el P. Leo León Dehon (fundador) fue golpeado por la injusticia de la pobreza, la SHSM tiene como objetivo ayudar a los necesitados. Tuve un gentil recordatorio para nuestro personal de que hay mucha gente que necesita nuestra ayuda y eso es exactamente para lo que estamos aquí.

No es la experiencia del año pastoral que imaginé, pero después de tres meses de estar aquí en Mississippi, no lo haría de otra manera. Las interacciones diarias que tengo con aquellos que están luchando son a veces desafiantes, ya que hago preguntas incómodas para evaluar realmente su situación. Creo en servir con cuidado y amor, pero también al mismo tiempo, ayudarlos realmente a avanzar y llegar a un mejor lugar haciendo estas preguntas. El P. Dehon escribió en su diario: “Me gustaría que nadie viniera a nosotros que no deje una mejor persona” y me esfuerzo por hacer justamente eso en mi ministerio.

Aunque todavía tengo la esperanza de ir al extranjero para mi experiencia de inmersión en España, puede que pronto tenga que enfrentarme a la realidad de que si no es ahora, más adelante podré tener esa experiencia. Durante este tiempo, más que nunca, necesito estar mirando los signos del tiempo y responder con amor y permanecer atento a todo lo que me rodea.

Suscríbete
a nuestra newsletter

SUSCRIBIR

Síguenos
en nuestros canales oficiales

 - 

Suscríbete
a nuestra newsletter